destinos turisticos

La quema del “Año Viejo”: una tradicion de Oaxaca para despedir el año

Muchas son las maneras de festejar y celebrar la llegada de un nuevo año. No sólo en México, sino en todo el mundo, la gente se congrega en familia, con amigos o seres queridos y disfrutan de momentos maravillosos, con músicas, bailes, comidas y diferentes tipos de rituales. Y si hay una región que cuenta con increíbles tradiciones, esa definitivamente es Oaxaca, estado donde la naturaleza y la cultura se muestra con sus formas mas fantasticas.

Lo cierto es que se acerca el final del 2014 y es inevitable poner en la balanza los buenos y los malos momentos vividos, para empezar el 2015 con toda la energía. En Oaxaca, tienen una particular manera de abandonar, y dejar atrás, todo lo negativo que quieren que se quede en el pasado. Allí se realiza los 31 de diciembre la tradicional quema del “Año Viejo”. ¿De qué se trata? ¡Entérate aquí! Pues es una de las ceremonias más populares que, si te encuentras en esta región, de seguro podrás apreciarlas por las calles.

Quema Año Viejo

¿Qué se necesita para realizar este ritual? Pues consigue todo material que tengas a mano: cartones, cartulinas, ropas viejas, aserrín o papel. Es muy útil tener a disposición cuerdas y pegamentos, pues hay que realizar un muñeco con forma humana. Dentro de este se coloca un sinfín de cosas que hay que dejar atrás. ¿Todo listo? Pues bien, es entonces momento de esperar cómo las llamas van consumiendo todo, y recibir el 2015 completamente limpios, ¡y con muchas esperanzas!

Durante la quema del “Año Viejo”, una tradición de Oaxaca para despedir el año, la picardía y la imaginación tienen su protagonismo en estas tradiciones, pues del fuego no se salvan personajes conocidos de la televisión, ni políticos. Muchas veces en tono humorístico e irónico, otras con un poco de recelo. Lo cierto es que de seguro, personalidades reconocidas se harán presentes en estos muñecos.

Recorriendo el bello y verde estado de Oaxaca, verás que muchos colocan dentro de los muñecos algunos artefactos pirotécnicos, pero ¡a tener cuidado!, que las llamas a veces pueden salirse de control. No es para nada recomendable que se utilicen estos elementos explosivos, pero en tal caso, es fundamental alejar a los niños y tomar todas las medidas de precaución posibles.

Se desconoce el origen exacto de estas tradiciones. Al realizarse en gran parte de Latinoamérica, se le atribuye a las tradiciones paganas europeas esta celebración tan particular, la cual fue llegando en tiempos coloniales. De todas maneras, en absolutamente todo el continente significa una renovación de las esperanzas y las energías, para comenzar el nuevo año de la mejor manera.

¿Por qué no fabricas tu propio muñeco y disfrutas de esta tradición tú mismo? Sea que te encuentres en Oaxaca, o en cualquier otro rincón de México, deja atrás todo lo que fue un pesar en este 2014, brinda con tus afectos, ¡y espera el 2015 de la mejor manera!

Santiago Bonacci

Imagen: Flickr / Autor: Sergio Arqueros Bueno

Anuncios

Recorrido por el Centro Historico de Pachuca: estrechos callejones, vestigios mineros y mucho mas

Caminar por las ciudades mexicanas, aquellas que cuentan con cientos de años de historia, y que han sido parte de los principales acontecimientos sociales y políticos de la nación, es uno de los mayores placeres que una persona puede vivir y disfrutar en su vida. Precisamente, el regocijo que sentí en mi última visita a Pachuca me dejó sensaciones difíciles de poner en palabras. En esta hermosa ciudad, cada paso dado implicaba una inmensa experiencia de conocimiento. Sin darme cuenta, estaba recorriendo una de las urbes habitadas más antiguas de México.

Pero debo destacar que esta localidad me ha tratado muy bien desde mi llegada. Los mas hermosos hoteles de la ciudad me ofrecieron tentadoras posibilidades para que allí descanse y disfrute de mis momentos de ocio. Estar cómodo y a gusto es fundamental para vivir los días de la mejor manera.

Pachuca de Soto

Allí, me quedé completamente enamorado de su Centro Histórico. Antiguas y coloniales edificaciones embellecían los paisajes urbanos que frente a mí se presentaba. Recuerdo perfectamente el hermoso Edificio de las Cajas Reales, construido a finales del siglo XVII, de importancia económica durante la época del Virreinato de Nueva España.

Caminando por las coloridas veredas, sacando fotografías a cada detalle que me llamaba la atención, di con uno de los sitios más asombrosos que jamás haya visto. Se trata del Reloj Monumental de Pachuca, el cual me llamó la atención por las delicadas formas de su arquitectura. Fue construido en conmemoración al primer centenario de la Independencia de México, en septiembre de 1910.

Deambulando por la prestigiosa calle de Matamoros, en pleno centro de la ciudad, di con una edificación de 1887 que me asombró. Se trataba del Teatro Bartolomé de Medina, sitio donde tenían lugar cada una de las ceremonias públicas de antaño y uno de los actuales lugares donde se conservan las mejores expresiones artísticas de la ciudad. Allí, en este bello edificio de estilo Neoclásico, descubrí buena parte de la historia cultural de la apasionante Pachuca de Soto.

Debo decir, que no hay mejor manera de conocer el hermoso Centro Histórico de esta bella ciudad, que caminándolo. De esta manera encontré sitios deslumbrantes, por su belleza y por su historia. Los monumentos a la Revolución, a los Niños Heroes, a Miguel Hidalgo y a Benito Juárez son sólo algunos de los que guardo en mis recuerdos y en mis mejores fotografías. Caminar por el parque del Charro, pasar en frente del Cuartel del Arte, y descubrir cada una de las formas y los bellos colores que guarda este fascinante sitio de México, son regalos que me llevo en el alma para siempre.

Si tienes la oportunidad de conocer este sitio del centro del país, no dudes en realizar un buen recorrido por el Centro Histórico de Pachuca, donde te esperan estrechos callejones, vestigios mineros y mucho más. La belleza invade cada sector de esta ciudad con cientos de años de historia. No te pierdas la oportunidad de conocerla. ¡Visita la Bella Airosa!

Santiago Bonacci

Imagen: Flickr / Autor: Erasmo Perez