Barranca de los Jilgueros

Barranca de los Jilgueros: naturaleza para tu deleite en Puebla

Si tienes que seleccionar los mejores destinos para hacer una escapada, definitivamente Puebla estará entre los primeros nombres. Pues sus maravillosas condiciones geográficas y su invaluable riqueza cultural la convierten en uno de los lugares más apasionantes a la hora de disfrutar de unos días de aventuras y descanso. A lo largo y a lo ancho de este estado encontrarás propuestas fantásticas para que todo el equipo viajero disfrute de unas vacaciones inolvidables.

Uno de los sitios que no debes dejar de visitar en esta región, ya que es una de las atracciones principales de Puebla, es la Barranca de los Jilgueros, una manifestación geográfica realmente imponente y maravillosa que regala esta región. No dejes de conocerla, pues allí la naturaleza se manifiesta en todo su esplendor mostrando su cara más hermosa para el disfrute del viajero.

Ubicado a muy poca distancia de Zacatlán, uno de los pueblos mágicos que tiene este estado tan increíble del centro del país, este sitio es ideal para los amantes de la fotografía. Desde el mirador, las panorámicas son realmente majestuosas y los precipicios sumamente pronunciados ¿Te animarías a admirar estos paisajes que regala Puebla? ¡No te los pierdas, quedarán guardados en tu retina por el resto de tu vida!

Barranca de los Jilgueros

Podrás aprovechar los tours que se adentran en el interior de este lugar tan increíble y disfrutar de algunos vestigios de las poblaciones prehispánicas que habitaron la región. Monolitos y diversas figuras dibujadas en piedras son algunas de las tantas sorpresas que te esperan entre los intrincados y boscosos caminos de esta región ¡Sumergete en el pasado de Puebla!

Además, este lugar es perfecto para los que gustan de disfrutar del ecoturismo, pues aquí podrás avistar y reconocer cientos de especies que componen la flora y la fauna autóctona. Aves con extraños sonidos y colores, mamíferos y reptiles forman parte del ecosistema de este sitio tan particular que protege México en su interior.

Pero sin lugar a dudas, la reliquia más esperada por los viajeros es la cascada de las Tres Marías. Esta increíble caída de agua es por demás imponente y le da a los paisajes una delicadeza tal que no podrás evitar pensar que ese sitio es realmente un paraíso terrenal. Durante el atardecer, los colores van cambiando su forma y la atmósfera se cubre de un misticismo alucinante, que sólo los que han pasado por aquí saben de qué se trata.

Es imprescindible que este lugar sea cuidado y protegido entre todos. Pues, si bien hay quienes se encargan de su limpieza y atención, el hecho de no arrojar basura y evitar dañar tanto los sitios de importancia arqueológica como natural, es vital para que este espacio pueda sea apreciado por las futuras generaciones, así que ¡A visitar y disfrutar responsablemente la Barranca de los Jilgueros, naturaleza para tu deleite en Puebla!

Santiago Bonacci

Imagen: Flickr / Autor: Ruben Balderas

Anuncios